EL FUTURO DE NUESTRA AFICION

Mucho discutimos sobre el futuro del Caballo Peruano de Paso (CPP) y cómo ha ido cambiando a lo largo de los años. De un caballo de trabajo a un caballo de afición y de concursos. Ya Jorge Juan Pinillos decía hace 70 años que el CPP debía ser un "caballo de trabajo que podía concursar y no un caballo de concurso incapaz de ser usado para el trabajo".roque 2

Lo que es cierto es que el caballo cada vez se usa menos para el trabajo en el campo y cada vez más para cabalgatas, paseos y concursos. Eso no quiere decir que no debemos cuidar que nuestro caballo no sea frágil y que no mantenga la rusticidad que siempre tuvo.

No cabe duda que el CPP ha progresado en los últimos años en calidad y cantidad. Tampoco podemos negar que algunos caballos o líneas equinas han desmejorado en sanidad, conformación y rusticidad. No se trata de generalizar, pues hay líneas y caballos de gran fortaleza y rusticidad. Quién sabe si el principal problema es que pretendemos que nuestro caballo sea de "fierro" y lo sacamos a pasear sólo los fines de semana sin el debido entrenamiento. Muchas veces lo comparamos con otras razas y decimos que el nuestro es inferior en fortaleza y suavidad. No comparto ese criterio, pues de mi experiencia, otras razas necesitan de mayores cuidados que la nuestra. Seguramente lo hacen en forma más profesional y ordenada que nosotros...

No cabe la menor duda que nuestro CPP es el caballo de silla más suave del mundo, no podría decir que es el mejor, pues caeríamos en la soberbia. Tan es así, que hay más afición en muchas otras razas caballares en el mundo. Somos orgullosos de nuestra raza y debemos trabajar para mejorarla.

Recientemente tuve la suerte de visitar Wellington, Florida, en los Estados Unidos y me di con la sorpresa que se trata de cerca de mil hectáreas de urbanizaciones y campos de competencias de caballos de salto y polo. Impresionantes casas con facilidades para caballos de varias razas.roque 2

Asistí al concurso de salto que se realiza entre febrero y marzo todos los años y cuál no sería mi sorpresa al enterarme que habían más de 5,000 caballos inscritos!! Para no creerlo, pero una demostración de la afición que existe en los Estados Unidos por el salto. Me dicen que los campeonatos de Polo son tanto o más grandes!! Realmente la inversión en caballos e infraestructura equina es para dejarnos con la boca abierta.

A diferencia de lo vivido en Wellington, mi experiencia juzgando varios Concursos Nacionales en los Estados Unidos es que cada vez hay menos ejemplares y que el ambiente es cada vez menos entretenido. Este hecho nos lleva a preguntarnos, ¿qué está pasando?

Es evidente que nuestro caballo debe tener futuro entre aquellos amantes a cabalgar y que muchas veces, por cuestión de edad, buscan caballos suaves y el CPP es una alternativa. "Hay pues hermanos mucho por hacer", como decía el poeta Vallejo.

Lo que es concreto es que hay una gran afición por el caballo en todo el mundo y en especial en los Estados Unidos.

Debemos posicionar nuestro caballo en mercados de cabalgatas y en sectores de gente que podría disfrutarlo hasta mayores. ¿Cómo promover nuestro caballo? Considero que debe ser un esfuerzo conjunto de todos los que participamos en nuestra afición. Me refiero a los aficionados y criadores peruanos, quienes nos debemos a nuestro caballo; a los jueces que vamos a juzgar y que tenemos que comportarnos adecuadamente tanto en lo personal como en cuanto a nuestro juzgamiento en forma coherente y profesional, con vocación de servicio y de enseñanza. Nuestra Asociación Nacional y sus directivos debemos hacer un mayor esfuerzo de integrarnos y promover nuestro caballo. Nuestra Asociación podría hacer un esfuerzo en recibir y atender de la mejor manera a nuestros visitantes americanos y de otros lugares durante nuestro Concurso Nacional haciéndoles tener un grato momento disfrutando de la gran fiesta de nuestro caballo. Muchas veces no nos damos cuenta que nuestro Concurso Nacional es el gran evento a nivel mundial del CPP y que nuestros visitantes vienen esperando ser integrados a nuestra afición. Seguramente podemos hacer más de lo que hemos venido haciendo. Los Congresos que se hicieron hace algunos años hay que retomarlos, pues permitían la discusión de temas referidos a nuestro caballo, profesionalizando nuestra afición.

Finalmente, considero que el Estado Peruano debe participar en la promoción de un Producto de Bandera como ha sido considerado nuestro caballo gracias a la gestión realizada por la Directiva de nuestro Presidente Jorge Villacorta. El Perú se siente orgulloso del Caballo Peruano, nuestro Embajador Silencioso, como muy bien lo define Mariano Cabrera.

Si queremos promover la afición al CPP, debemos trabajar en forma conjunta. No se trata de dejarlo al azar, todas las razas del mundo trabajan para posicionarse en el mercado y nuestro caballo no es diferente.

La promoción del CPP es un "business case" como cualquier otro, se trata de identificar mercados, perfiles de consumidores, ubicaciones geográficas y grupos de interés o "stakeholders". Creo firmemente que la afición por el CPP puede crecer mucho, como ha sucedido en el Perú. Debemos replicar lo que se ha hecho bien acá para así promoverlo en otras partes del mundo.

Por: Don Roque Benavides Ganoza.